Patxi López propone que las rentas superiores a 120.000 euros tributen al 60% durante la crisis