Forcadell defiende la Junta y prevé que la declaración se vote la próxima semana