Pedro Sánchez exige una respuesta de la envergadura del problema en Cataluña