A Sémper le da "vergüenza ajena" la imagen proyectada por el PP vasco