Cospedal asegura que "no es necesaria de ninguna manera la intervención".