Los vigilantes de seguridad podrán patrullar en las calles