Los acusados por las tarjetas 'Black' defienden que eran parte de su retribución