De Sofia a Letizia, el otro relevo en la corona