Las explicaciones de Soria dejan preguntas sin resolver