Bildu ha "atravesado una línea roja" al cuestionar detenciones de etarras