Javier Fernández admite que el partido "está muy deteriorado"