La defensa de la Infanta, sorprendida por su imputación por delito fiscal