El Govern atribuye el registro de CatDem a una maniobra del Estado