Michael Langdon, el "blanqueador" de Granados