Nerviosismo en el PP por el batacazo en Cataluña y la proximidad de la generales