Cospedal lamenta el aval de Urkullu y el PSE a los verificadores internacionales