Correa y El Bigotes se niegan a declarar