Los partidos que pactaron la consulta piden que la Generalitat pueda convocarla