Viajar en primera le sale al Congreso más barato