El Congreso, blindado ante las marchas del 25-S