Cerrada ovación a la Reina Sofía, con los parlamentarios puestos en pie