Cayo Lara asegura que "nadie tiene derecho a llevar a España al abismo"