El Tribunal Constitucional declara que la resolución independentista es inconstitucional