El Parlament reiterará la resolución pero evitará el desacato explícito al TC