Todas las opciones, encima de la mesa en Cataluña