Forcadell cree que la cita con el Rey era una "excelente oportunidad" para el diálogo