"No hay una persona en Madrid que si quiere ir a dormir a un sitio no pueda hacerlo"