Albert Rivera celebra que haya más seguidores que respetan el himno que "radicales separatistas" que lo pitan