La ultraderecha europea celebra la victoria de Donald Trump en Estados Unidos