Tras el debate y la resaca, recta final de la campaña electoral