La deuda pública alcanza un nuevo récord y se sitúa en el 96,8% del PIB