Más propietarios frenan la compraventa de vivienda a la espera de subidas