El precio del agua subió un 25,5 % en los últimos cinco años