La confianza del consumidor mejora por la subida de valoración de la situación actual