Los jóvenes españoles invierten la mitad de su sueldo en el alquiler de una casa