El Tesoro aprueba por los pelos su primer examen tras los Presupuestos