Primer desahucio en una ONG