Montoro anuncia que las cinco comunidades que se han desviado tendrán que presentar nuevos ajustes