El Ibex 35 se deja un 4,6% en 2012 y se sitúa en su nivel más bajo desde 2003