La economía desacelera su crecimiento