El Comité de Eulen avisa de que la Empresa y Aena ya saben lo que quieren los trabajadores