Los folletos de los fondos de inversión, engañosos según la CNMV