El 30% de los trabajadores gana menos de 1.215 euros brutos al mes