El extraño fenómeno meteorológico que “hipnotiza” a los japoneses