Las estrellas de Hollywood no se pierden el almuerzo previo a los Oscar