El ‘monstruo’ de Juan Antonio Bayona, cada vez más cerca