Nueva polémica para el fotógrafo Terry Richardson: ¿sexo a cambio de portadas?