El marido de Shannen Doherty demanda a sus mánagers por arruinar su vida sexual