El fenómeno Justin Bieber consigue hasta aplazar exámenes