Un fotógrafo desmitifica la perfección del cuerpo de los deportistas